Por Fin En Marshington Abbey

Kristi Ann Hunter

Libros De Seda

Una mujer entre dos hombres, unas cartas y un misterio por resolver.

Sinopsis

Una mujer entre dos hombres, unas cartas y un misterio por resolver.

Lady Miranda Hawthorne es una dama en todo lo que hace, aunque preferiría no tener que estar siempre pendiente de los convencionalismos. Se desahoga desde niña vertiendo sus sentimientos más profundos en una serie de cartas dirigidas a un viejo amigo de su hermano, el duque de Marshington, aunque nunca ha pensado enviarlas.

Cuando Marlow —el extraño y nuevo ayuda de cámara de su hermano— descubre por casualidad una de las cartas y la envía a su destinatario, Miranda se siente morir. Y lo último que espera es que el duque conteste a su misiva con otra en la que inicia un cortejo por correspondencia, lo que la lleva a descubrir que siente algo por dos hombres: uno al que nunca ha visto pero cuyas palabras resuenan profundamente en su corazón y otro, Marlow, cuyo comportamiento se hace cada vez más y más sospechoso y parece estar involucrado en una trama de espionaje. ¿Acertará Miranda en su elección? 

Reseña

Hace mucho que no leía una novela romántica tan inocente, fresca y peculiarmente divertida. Me enamoré de este libro por su sinopsis que es muy atractiva y por su sinigual portada y he de decir que quedé súper encantada con la historia que esconde sus páginas.

Todavía no estoy clara si esta es la primera novela escrita por la autora, pero sí es mi primera experiencia lectora con Kristi Ann Hunter. Esta mujer tiene una habilidad hermosa de escribir y transmitir una sensación de apego a la lectura que permite disfrutar de la historia.

Por fin en Marshington Abbey, es un libro ligero y con un romance muy sencillo que de igual manera nos hará suspirar por cada encuentro que tengan nuestros protagonistas.

Es primera vez que leo una novela romántica histórica tan pura y decorosa, al ser ambienta en la regencia es de esperar encontrarse con este tipo de desarrollo en la historia, pero eso no le quita el gran gusto y disfrute que puede tener la historia de Miranda, Marlow y Ryland. 

Es una lectura muy fluida que se devora con mucha rapidez, con diálogos y narraciones no tan extensa que hacen el balance perfecto para que este libro duré solo horas entre nuestras manos. Además de que la prosa de la autora tan ligera, transparente, llena de sentimientos y carisma hace que esta lectura se vuelva entrañable a la final y quieras seguir con la historia de los personajes secundarios que serán protagónicos en los próximos libros de la serie.

Los personajes han sido muy bien desarrollados y con un carácter único que los representa muy bien a cada uno. Para empezar, lady Miranda es una joven que siempre se ha regido a las enseñanzas dadas por su madre y a jamás perder la clase que debe de tener una dama tanto en privado como en público, no es una joven tímida pero tampoco atrevida, tiene una fé inmensa que se verá reflejada en ciertos diálogos. Lo único que si me incomodo un poco la lectura es las muchas veces que se recuerda las normas de lo que es correcto o no para una dama.

El duque de Mashington, es un hombre que ha tenido que sacrificar muchas cosas en la vida a causa de su familia,  tuvo que dejar su vida de ducado para crecer entre las sombras y trabajar para el Ministerio, también tiene fé ciega en Dios y que sale a relucir en cada situación que se le presenta.

Los personajes secundarios como los integrantes de la familia Marshington y Hawthorne han estado muy bien descritos y han dejado el interes suficiente como para querer leer sus historias, aunque su participación en toda la lectura fue escasa, con excepción de lady Georgina, la hermana menor de Miranda y protagonista del segundo libro de la serie, a este personaje le tuve muy poca paciencia y casi hasta lo odie, no sé si podré soportar leer su historia. Me encantaron los criados de Ryland, cada uno es tan peculiar y divertido que me reí mucho cada vez que aparecian, le dieron una chispa más de alegría a la historia. 

Una cosa muy importante, como mencione, es la fé de los personajes, no se inclina hacia ninguna religión, solo se enfoca en su creencia en Dios, a mi eso no es algo que me moleste encontrar en una historia, a lo mejor a otros lectores sí y por eso lo recalco.

Pero, no solo tendremos un cortejo inocente en la historia, también contaremos con un suspense que notaremos desde los primeros capítulos, aunque siento que este no se desenvolvió de la mejor manera, y que al final fue demasiado rápido, aun así, le dio una trama adicional que a mí en lo personal me motivó a seguir leyendo..

Me ha gustado mucho esta historia, la prosa ligera pero muy fluida de la autora hace que la lectura se vuelva muy amena y fácil de leer, además de que el suspense que ha encerrado cada página ha sido un incentivo maravilloso para seguir enganchada a cada capítulo.

¡Anímate a comentar! Los blogs se alimentan de comentarios y estaría encantada de leer tú opinión. Recuerda por favor no hacer spam, así no tendré que eliminar el comentario. ¡Espero leerte pronto!
Relacionado